LO MEJOR DE TOKIO EN 4 DIAS

 

Si habéis leído nuestra GUIA DE VIAJE A JAPÓN (aquí tenéis el ENLACE )  ya tenéis un esquema claro de lo que ha sido nuestra ruta por el país nipón. En este post queremos explicar de forma detallada lo que fue nuestra estancia en Tokio durante 4 días y lo mejor que podéis hacer para aprovechar a tope la urbe japonesa.

Como sabéis, nuestra idea de ruta era disfrutar de un Japón más tradicional y rural. Aun así, quisimos dedicar al menos 4 días para conocer Tokio a fondo.

 

 

Así repartimos nuestros días en Tokio:

  1. Llegada a Tokio. Como el vuelo llegaba por la mañana, podríamos aprovechar el día completo. Siempre el primer día de llegada no nos gusta abarcar demasiado, ya que el cansancio del viaje acusa. Al alojarnos en la zona de UENO, dejamos para este primer día un paseo por toda esta zona y el barrio de AKIHABARA, que quedaba a 10 minutos a pie del hotel.
  2. Por la mañana teníamos reservada la visita al museo TEAM LAB BORDERLESS. Conoceríamos la zona de ODAIBA, visitaríamos SENSOJI-ASAKUSA y disfrutaríamos de la tarde-noche en el famoso barrio de SHINJUKU.
  3. Visita guiada: Comenzaríamos por el PARQUE UENO, la zona de YANAKA y su cementerio y al ser domingo, nos dedicaríamos a la zona de HARAJUKU y la calle TAKESHITA, el PARQUE YOYOGI y templo MEIJI y por la tarde la zona de SHIBUYA donde teníamos reservado el divertido tour de MARICARS por las céntricas calles de Tokyo.
  4. Visita a NIKKO hasta el medio día y para terminar visitar si algo había quedado pendiente de nuestro itinerario.

 

Esa fue la idea inicial, que tuvo bastantes modificaciones, y que os iremos detallando. En 4 días disfrutaréis a tope de lo principal de Tokio!

Para comenzar, os interesa tener unos mapas prácticos de Tokio. Nosotros los llevamos en nuestra guía y nos sirvieron de mucha ayuda, aunque como os comentamos en el post inicial, la mayoría de traslados los fuimos consultando sobre la marcha gracias a Google Maps. Funcionaban perfectamente y a tiempo real, con lo que es nuestra recomendación para que viajéis con tranquilidad en este sentido.

 

DIA 1: LLEGADA A TOKYO-AMEKOYO-BARRIO AKIHABARA:

 

ACTIVAR JR PASS EN EL AEROPUERTO DE NARITA:

 

Activamos el JR-PASS en el mismo aeropuerto, nada más llegar. Teníamos para 7 días correlativos y habíamos leído que en el aeropuerto sólo nos lo activarían y nos darían los billetes para el primer tren de traslado al hotel en UENO. Pero, por suerte,  no había mucha gente en la oficina de JR y nos dieron los billetes de todos los traslados.

 

Como llevábamos detallados los horarios, días y tipo de tren para cada traslado lo hicimos en apenas 5 minutitos y os recomendamos que así lo llevéis, ya que si os los pueden activar todos allí, no perderéis tiempo en cada traslado. En cualquier caso y si queréis modificar algún tren o aprovechar otros horarios, os los cambian sin problema.

Si aprovecháis el JR los días que estáis en Tokio, como nosotros, estarán incluídos el traslado desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad y todos los metros de la línea Yamanote (que es una ruta privada circular de metro desde la que llegaréis a la mayoría de los sitios a visitar).

 

Nosotros para un par de visitas concretas tuvimos que sacar unos billetes de metro, ya que no estaban incluídas esas paradas en la línea Yamanote, pero son muy sencillos de sacar desde las máquinas (tienen opción todas de idioma: inglés) y económicos. Si tenéis cualquier duda os ayudarán allí mismo.

 

Nos llamó la atención que tanto en las estaciones de tren como en las de metro habían personas “voluntarias” con unas camisas que les identificaban como tal para ayudar a los viajeros a sacar los billetes, llevarlos a las vías correspondientes, atender consultas y dudas… normalmente se trataba de personas jubiladas que entretenían su día ayudando a viajeros y turistas. Como todo en Japón, realmente impresionante!

 

Nada más llegar al aeropuerto, cambiamos algo de dinero ya que hasta la tarde no visitaríamos la oficina de mejor cambio en Tokio que se encuentra en Akihabara. Cambiamos únicamente 50 euros y nos fuimos a la oficina JR del aeropuerto de Narita a activar nuestro JR-PASS.

 

Es importante que llevéis el cupón de JR que os envían a casa y los pasaportes originales. La oficina de JR se encuentra abierta entre las 6.30-21.45 todos los días.

 

Una vez os entreguen el JR, os rellenan los datos ellos mismos y si reserváis trenes os ponen los sellos en el mismo pase. Recordad que cada vez que accedáis a la estación de metro-tren no debéis entrar por las máquinas, ya que no es un billete como tal, sino por el pasillo lateral donde el personal de JR comprobará la validez del mismo y os permitirá acceder. Y muy importante! NO perdáis el JR, ya que si es así,  no puede volver a activarse ni os reembolsarán el importe abonado!

 

Una vez activado nuestro JR, nos fuimos derechos a coger el tren desde el mismo aeropuerto que nos llevaría a la zona de UENO: Se trata del NARITA EXPRESS N´ex, que tarda aproximadamente 1 hora hasta la estación de Tokyo. Desde allí cambiamos a la línea JR Yamanote de Tokyo-Okachimachi, que nos dejaba a 5 minutos andando desde nuestro hotel. Todo el trayecto incluído en el JR-PASS.

 

Llegamos al hotel ICI UENO OKOCHIMACHI BY RELIEF (que os detallamos en el post inicial) y tras dejar el equipaje y acomodarnos en la “minúscula pero nueva e impecable habitación”, nos fuimos a dar un paseo por la ciudad.

 

Curiosamente no llegamos cansados y teníamos muchísimas ganas de conocer Tokio, con lo que comimos algo rapidito (en la zona de Ueno hay multitud de locales, Izakayas, restaurantes donde degustar todo tipo de comida japonesa/occidental) y cuando nos dimos cuenta ya estaba anocheciendo…

 

 

De allí nos dirigimos a disfrutar del divertido mercadillo de Ameyoko, que a pesar de que estaba repleto de gente nos gustó muchísimo. En este mercado, antiguamente se vendían dulces como manzanas caramelizadas. De ahí su nombre, que significa “sendero dulce”.  Actualmente es un conjunto de puestecitos que venden absolutamente de todo (ropa, comida, dulces, recuerdos…). Se encuentra en una calle paralela a la línea Yamanote, con lo que desde Ueno podréis acceder de forma sencilla. Os recomendamos dar un paseo y disfrutar de su ambientazo, sobre todo al atardecer.

 

En Japón y en noviembre, sobre las 16.30 comienza a anochecer, con lo que desde allí  nos dirigimos a la zona de Akihabara, que merece más la pena verla con sus neones iluminados y a cambiar el dinero a la famosa casa de cambio.

 

 

CAMBIO EUROS-YENES EN NINJA MONEY EXCHANGE (AKIHABARA).

 

Se trata de la casa de cambio NINJA MONEY EXCHANGE. Tiene web https://www.interbank.co.jp/ninja/ para que veáis en tiempo real el cambio y es el mejor que vimos durante nuestra estancia en Japón. Tiene muchas recomendaciones de viajeros, y aunque un poco escondido (si lo buscais en Google Maps aparece sin problemas y se encuentra en la 5º planta de un edificio tipo oficinas) os aseguramos que no encontraréis un cambio mejor durante vuestra estancia.

 

La oficina está abierta de 11.00-20.00 todos los días.

 

Allí cambiamos todo a yenes y como os comentamos, utilizamos tanto el dinero efectivo como el pago con nuestras tarjetas REVOLUT y BNEXT para algunos restaurantes, reservas de bus en Takayama y algún hotel que abonamos allí al hacer el check-in.

 

Si queréis hacer algún trayecto en taxi (sobre todo si vuestro hotel no tiene parada cercana de metro) os recomendamos descargar la APP de JAPAN-TAXI (que es el equivalente al UBER español). Las tarifas no son muy altas y funciona perfectamente. Nosotros lo utilizamos en un traslado de la estación de Kyoto a Gion y os lo podemos recomendar, sin duda.

 

Como curiosidad, si hacéis uso de Taxis, en Japón las luces van al contrario que en España. Si el taxi tiene luz roja es que está “libre” y si la luz es verde es que está “ocupado”, jejeje. Tenedlo en cuenta ya que aunque lo habíamos leído estuvimos un ratito esperando un taxi con luz verde y claro… siempre iban ocupados…

 

Os recomendamos también que llevéis escrita la dirección en japonés ya que muchos taxistas no saben inglés y le facilitaréis el trabajo. En cualquier caso, en Google Maps podréis localizar todo en su idioma sin problema.

Pues una vez con los yenes en nuestro bolsillo nos fuimos a disfrutar del primer barrio de Tokio: Akihabara!

 

AKIHABARA:

Desde nuestro hotel llegamos a Akihabara en un paseo de poco más de 10 minutos. Si tenéis que tomar el metro, tened en cuenta que la salida es: Electric Town, dirección Chuo-Dori, que es la calle principal de Akihabara.

Os recomendamos visitar el barrio por la noche, ya que la iluminación de los neones y sus miles de pantallas os dejarán un buen recuerdo del llamado “barrio tecnológico de Tokio”.

Nosotros dimos un paseo por el barrio, tanto por la calle principal (Chuo Dori) y algunas aledañas como la zona de Sotokanda 1-chome, repletas de tiendas de electrónica (aunque no vimos nada a muy buen precio). Como significativo el gran edificio de Yodobashi Camera.

 

 

Luego nos entretuvimos disfrutando de sus locales más significativos como Mandarake (la tienda más grande Manga), Don Quijote, Super Potato, vimos por las calles a las famosas camareras vestidas de sirvientas, colegialas, de los Maid Cafés (aunque no visitamos ninguno ya que no nos llamaba demasiado la atención), pasamos al edificio SEGA (lleno de reliquias divertidas), a Akihabara UDX (donde se encuentran las últimas novedades en animé) y finalmente volvimos al hotel, cansados pero felices… Primer día en Japón y deseando descansar para poder disfrutar a tope de lo que venía a continuación…

 

 

Llegamos al hotel y nos pusimos los cómodos yukatas (pijamas japoneses que ofrecen la mayoría de alojamientos). Allá donde fueres, haz lo que vieres… Good night!!

 

 

DIA 2: MUSEO TEAM LAB BORDERLESS-ODAIBA-SENSOJI/ASAKUSA-SHINJUKU

 

Tal y como pensábamos que ocurriría, el yet-lag nos hizo despertarnos tempranísimo, lo cual nos vino genial para poder madrugar y estar a primera hora en la puerta de museo Team Lab Borderless.

 

MUSEO TEAM LAB BORDERLESS:

 

Si no lo conocéis se trata del mayor museo de Arte Digital de Asia, ubicado en la zona de Odaiba.

 

 

Las entradas y toda la info del museo se encuentran en su web https://borderless.teamlab.art/es/ (nosotros las trajimos ya reservadas de casa, y aunque se confirma el día no se establece la hora de llegada), con lo que ese mismo día os envían un código QR al móvil con el que podréis acceder al recinto a cualquier hora (aunque os recomendamos hacerlo a primera, ya que disfrutateis de todas las salas con menos gente).

 

Para llegar a Odaiba, o en este caso al Museo Team Lab Borderless desde Ueno hay que coger la línea Ginza hasta Shimbashi y allí la famosa línea Yurikamome.

 

Esta última es una línea futurista espectacular de “tren sin conductor” totalmente panorámico que atraviesa el barrio de Odaiba por una vía elevada, con lo que las vistas son realmente impresionantes. Os recomendamos coger los asientos en el primer vagón para disfrutarlas a tope! Este traslado no está incluído en el JR con lo que se debe abonar aparte. En total fue un coste de 514 yenes y tarda unos 50 minutos. Si visitáis el museo, la parada más cercana es AOMI STATION. Una vez allí, llegaréis al Team Lab a pie en apenas 3 minutos en dirección a la Gran Noria.

 

 

El Team Lab es realmente impresionante: Una sucesión de salas donde la luz y los efectos visuales son espectaculares. Nosotros estuvimos unas 2 horas dentro, ya que al ser a primera hora del día no había demasiada gente y no tuvimos que hacer cola en apenas ninguna de las salas. Os recomendamos hacerlo así.

 

 

En nuestra opinión, merece mucho la pena si disponéis de tiempo en la ciudad. En nuestro caso, y aunque nos pareció que el realismo es total y está perfectamente conseguido, si volviésemos ahora, hubiésemos prescindido de la visita y hubiéramos dado ese tiempo a disfrutar a pie de cualquiera de los barrios de Tokyo que tanto nos llenaron como la zona de Asakusa, Shibuya o Shinjuku, con total tranquilidad.

 

 

ODAIBA:

 

Tras finalizar la visita del museo, dimos un paseo por Odaiba. Si tenéis días de sobra, os recomendamos visitar esta zona por la tarde-noche, ya que iluminada debe ganar muchísimo. Nosotros la verdad es que de todos los barrios de Tokio éste es el que menos nos llenó. Tal vez al verlo de día y al tener aún el cansancio acumulado del día anterior…

 

Si no visitáis el museo Team Lab y os dirigís a Odaiba, la mejor parada de la línea Yurikamome es la parada: Daiba.

 

 

En Odaiba paseamos por la zona del centro comercial DiverCity, donde se encuentra el famoso Gundam, a tamaño real, pasamos a la sede de la FUJI TV únicamente para disfrutar de su mirador, paramos a tomar un café en la zona de la playa y fotografiamos la famosa réplica de la Estatua de la Libertad, que se alza ante el Rainbow Bridge.

 

 

No era aún el medio día y ya habíamos visitado lo que teníamos previsto en Odaiba con lo que teníamos dos opciones: esperar a que cayese el sol en esa zona o irnos a comer y pasear por el Barrio de Sensoji-Asakusa, que tantas ganas teníamos de conocer, y ya sabéis cual fue nuestra elección, verdad??

 

TEMPLO SENSO-JI Y ASAKUSA:

 

Nada más salir de la parada de metro ya quedamos eternamente enamorados de aquel barrio. Las famosas callejuelas de Asakusa, sus locales animados, sus puestos de todo tipo de comidas, dulces, recuerdos… su paz… incluso siendo sábado y habiendo bastante gente paseando, se respiraba una paz… Para nosotros fue de los mejores sitios de Tokio: Cómo es posible que un lugar dentro de la gran urbe pueda desprender ese “aura”?? Pues así, fue…

 

 

SENSO-JI es el templo budista más antiguo de Tokio, creado en honor a Kannon, diosa Budista. Su entrada es gratuíta y su horario es de 6.30-17.30.

 

 

Para acceder a él hay que atravesar la famosa calle Nakasime-Dori en la que se encuentran un montón de puestecitos de comidas y recuerdos. Allí probamos los riquísimos Takoyakis (bolas especie de croqueta rellenas de pulpo) y el dulce Melon-Pan (una especie de bollo dulce relleno de helado de nata),… exquisitos los dos, jeje

 

 

Pero no sólo el encanto se encuentra en el templo y en la calle Nakasime-dori, sino que todas las calles de alrededor están llenas de puestecitos, recuerdos, trabajos artesanales,… en serio que disfrutaréis a tope paseando por las calles de Asakusa.

 

Si lo visitáis de noche (nosotros no tuvimos tiempo de volver otro día) y hemos visto fotos de la joya de Senso-Ji iluminada que no tienen desperdicio alguno, las persianas de los puestos están decoradas en función a la estación del año, con lo que es también muy bonito y curioso si están cerrando los puestos cuando lleguéis al templo.

 

 

Comimos en un izakaya (famosas tabernas japonesas) muy auténtico unos típicos y suculentos Okonomiyakis hechos en una plancha en nuestra misma mesa… El lugar no fue económico, pero comimos de lujo. Tenemos muy buen recuerdo gastronómico de ese día, jajajaja

 

 

 

En cuanto al templo SENSOJI, no se trata únicamente del templo en sí, sino del cúmulo de puertas, pagodas,… que envuelve el recinto. Nada más entrar, se encuentra la zona de quema de barillas de incienso o zona de ablución (consiste en acercar el humo a aquellas partes del cuerpo que queramos curar o mejorar).

 

 

La famosa pagoda de 5 plantas no está abierta al público y se utiliza a modo de cementerio sirviendo de guarda de algunas reliquias de Buda, según leímos…

 

 

No os perdáis una de las puertas más destacables  la Kaminarimon o Furaijinmon o Puerta de los truenos y la Hozomon (segunda puerta de acceso a Sensoji), así como su salón principal Hondo.

 

Si lo visitáis de noche, os recomendamos quedaros por aquella zona paseando y tomando algo en sus famosos Izakayas. No os arrepentiréis! De hecho, cuando volvamos a Japón dedicaremos un día entero en exclusiva a este barrio, para disfrutarlo tanto de día como de noche como se merece!

 

 

Ya estaba empezando a anochecer, pero aún teníamos ganas de más, jeje… Con lo que nos subimos a nuestra “Yamanote” y nos dirigimos a terminar la tarde y disfrutar de la noche en uno de los barrios más emblemáticos y coloridos de Tokio. Sabéis a cuál nos referimos?? Claro, a Shinjuku!

 

SHINJUKU:

 

Os recomendamos visitar el barrio más  cosmopolita e iluminado de Tokio al caer la noche ya que disfrutaréis a tope de su colorido y animación.

 

En esta zona los imprescindibles son el barrio de tiendas, luces y neones (debéis tomar la salida éste de la estación de metro) y KABUKICHO.

 

Kabukicho es el barrio rojo de Tokio. En él podréis disfrutar de sus auténticos locales de Golden Gai. Es un conjunto de pequeños izakayas, con lo que el ambientazo está asegurado.

 

 

La zona de Shinjuku Ni-chome es un pequeño barrio cerca de Kabukicho. Es la zona gay más famosa de la ciudad con un montón de locales y clubes nocturnos. Es una zona muy animada para tomar algo por la noche. Os recomendamos disfrutar de su ambiente desenfadado. En Ni-chome se encuentra el famoso callejón Omoide Yokocho, donde disfrutaréis de la típica gastronomía nipona (sobre todo los conocidos y riquísimos Yakitoris). Si lo que os apetece son las típicas carnes a la parrilla, la zona de Shin-Okubo es ideal, al mismo tiempo que disfrutaréis de las luces y neones que identifican esta zona de Tokio.

 

Desde la zona de Shinjuku y por la noche os recomendamos visitar el EDIFICIO DEL GOBIERNO METROPOLITANO (TOCHO), en el que tendréis excelentes vistas panorámicas de la ciudad iluminada desde la planta 45 del edificio. La entrada es gratuíta y está abierto hasta las 23.00 horas. Si lo visitáis de día incluso podréis divisar el Monte Fuji si el día está claro. De una forma o de otra, las vistas son espectaculares. No os lo perdáis!

 

En este mismo barrio se encuentra el Parque Shinjuku Gyoen. Nosotros no lo visitamos por falta de tiempo pero tiene muy buenas recomendaciones, sobre todo si lo visitáis en la época de Momiji o Sakura, ya que está repleto de preciosos jardines tipo japonés, inglés y francés.

 

 

DIA 3: PARQUE UENO-YANAKA-HARAJUKU/TAKESHITA-SHIBUYA-TOUR MARICARS

 

 

Amanecía otro maravilloso día en Tokio. Hoy teníamos contratada la visita guiada a través de la organización https://www.tokyofreeguide.org/ que os comentamos en el post inicial.

 

El guía, Kiyo, nos recogió en el hotel con la puntualidad que caracteriza a los japoneses. En principio teníamos previsto visitar el templo Senso-ji, pero como ya lo habíamos visto el día anterior nos dirigimos a pasear por el precioso parque de Ueno y visitamos el barrio de Yanaka con su conocido cementerio.

 

 

PARQUE UENO

 

Es otra de las zonas que más nos gustó de Tokio. En 1924, el emperador Taisho cedió el parque al pueblo para su disfrute, es por ello que se llama UENO, que significa “regalo imperial”. Tiene dos zonas diferenciadas: El Museo Nacional y la zona de templos, que es la que visitamos nosotros. El enorme estanque Shinobazu es una auténtica maravilla.

 

 

 

 

En cuanto a los templos, os recomendamos visitar la Estatua de Saigo Tamakori (que fue el último Samurai en el que se basó la película de Tom Curise), el templo Kiyomizu Kannondo (de entrada gratuíta y horario de 9.00-16.00), dedicado a la diosa Kannon, el templo Beten Do Temple (de entrada también gratuíta y horario de 7.00-17.00), dedicado a la diosa Benzaiten, patrona de los enamorados situado como en una pequeña charca cubierta de flores de loto, realmente precioso!

 

Otro templo precioso dentro del parque fue el Gojo Tenjinsha, al que suelen acudir los fieles para pedir por su salud. Encontraréis la famosa campana Toki no Kane, que marcaba las horas en la antigua época Edo.

 

El más impresionante de todos es el Tosho-gu (abierto de 8.00-17.00), que es un santuario sintoísta en el que destaca su precioso camino de linternas hechas en bronce y piedra. La entrada cuesta 700 yenes, pero lo vimos desde fuera, ya que lo más espectacular se encuentra en el exterior, según nos comentó el guía. El santuario sobrevivió a numerosos incendios y a la Segunda Guerra Mundia, con lo que es muy importante para el pueblo de Tokio.  (Se considera una réplica a pequeña escala del templo del mismo nombre en Nikko).

 

Visitamos también el Santuario Ueno Hanazono Inari y Gojo Tenjin, ambos muy parecidos al famoso Fushimi Inari de Kioto  (guardando las distancias, por supuesto) accediendo a ambos a través de unos preciosos paseos de toris rojos.

 

 

YANAKA: BARRIO Y CEMENTERIO

 

Desde allí y también a pie nos dirigimos hacia Yanaka Ginza, la calle comercial de este barrio. Esta calle en sí no tiene mucho de particular, pero sí el barrio de callejuelas que lo rodea. Fue un barrio encantador en el que hubiésemos pasado un día: un remanso de tranquilidad y paz, limpieza, orden,.. incluso siendo domingo fue un lugar que nos enamoró.

 

Desde allí accedimos a Sakura-Dori, la calle que atraviesa el precioso cementerio de Yanaka, rodeada de cerezos y con gran colorido, fue un lugar super tranquilo. Os recomendamos mucho dedicar un par de horitas, al menos a este precioso barrio tan cercano a Ueno.

 

 

HARAJUKU-YOYOGI-MEIJI-OMOTESANDO

 

Ya era la hora de comer y nos fuimos directamente hacia HARAJUKU, para disfrutar del parque YOYOGI e intentar ver a los Rockabillies que van al medio día a bailar por aquella zona, pero no vimos ninguno… El guía nos comentó que se volvió una situación tan turística que ahora suelen acudir a otras zonas menos concurridas.

 

 

El parque es precioso y dentro de él se encuentra el famoso templo MEIJI. Se trata del santuario sintoísta más grande Tokio. Está en pleno centro de Tokio pero rodeado de un precioso bosque desde el que se accede. En la entrada dispone de una lista preciosa de barriles típicos de Sake, que son donados anualmente en honor al emperador.

 

 

 

 

En el acceso se encuentra, como en todos los santuarios sintuístas la fuente de agua, utilizada como ritual para purificarse antes de entrar al santuario. Es una maravilla ver con qué fervor los fieles realizan la purificación, utilizan las tablitas Ema Son donde apuntan sus deseos que cuelgan en una estructura de madera dedicada a tal fin. Allí compramos los preciosos Omamori, que son bolsitas de tela para regalar con deseos de salud, estudios, trabajo,… En su interior se encuentra una oración y debe permanecer cerrada siempre.

 

 

Es un lujo compartir esas costumbres en cada uno de los países que visitamos y son los mejores recuerdos que podemos traer!

 

 

Otra costumbre que nos llamó la atención, tanto en Meiji como en otros templos sintuístas son los Omikuji, que son tiras de papel de la suerte. Si la suerte es buena, se lleva a casa y sale que no lo es, se deja atado a unos alambres para que se esfume esa mala suerte.

 

 

 

A la entrada al templo, los fieles lanzan monedas a unas rejillas, hacen una reverencia, dos palmadas y se quedan orando unos minutos antes de acceder al santuario.

 

Tuvimos la suerte de coincidir con un montón de niños que celebraban su primera comunión e incluso coincidimos con una boda japonesa.

 

 

Si lo visitáis en fin de semana es muy fácil que coincidáis con alguna boda.  Es espectacular ver el protocolo, el orden, los trajes,… Nos encantó y disfrutamos muchísimo de algo tan local en un sitio tan idílico.

 

 

Desde el parque y accediendo por la zona sur, tras la visita de Meiji nos dirigimos a la zona de HARAJUKU, En este barrio se encuentra la calle TAKESHITA. Cuando llegamos era totalmente inaccesible, ya que estaba llenísima de turistas.

 

 

Aún así la atravesamos y disfrutamos de sus coloridas tiendas donde se venden las modas más excéntricas y alocadas de Japón. Era un espectáculo ver pasear a las “lolitas”… reímos mucho pero os recomendamos no hacerlo en domingo, si queréis andar tranquilamente sin sentiros dentro de “una lata de sardinas”. Riquísimo el algodón de colores, al que no nos pudimos resistir jejeje

 

 

 

Al contraste de locura de Harajuku le sigue el lujo de OMOTESANDO: Conocida como los Campos Elíseos de Tokio, repleta de tiendas de alta gama y boutiques inaccesibles.

 

SHIBUYA:

 

Llegamos paseando a la zona de Shibuya (como véis, desde Yoyogi se puede acceder a pie a Meiji, Takeshita, Harajuku, Omotesando y en 10-15 minutitos más estaréis en otra de las zonas que más nos gustó de Tokio. Otro barrio espectacular, vibrante, que no os debéis perder:

 

Os recomendamos muchísimo disfrutar de este barrio por la tarde y al anochecer, al igual que Shinjuku. De día disfrutaréis de sus zonas comerciales, visitaréis la Estatua de Hachiko y quedareis impresionados del caos y al mismo tiempo orden del famoso CRUCE DE SHIBUYA.

 

 

En cuanto al cruce, como sabréis, se trata del paso de cebra (más bien el conjunto de pasos de cebra) más transitado del mundo, recorrido por más de dos millones de personas al día,  podréis verlo desde diferentes puntos o incluso desde dentro de él, jajaja. Nos encantó cruzarlo en varias ocasiones y desde varios accesos y os lo recomendamos muchísimo. Es algo que hay que hacer sí o sí en Tokio, jeje

 

Nosotros disfrutamos de sus vistas tomando un cafecito en el Starbucks. Otro acceso un poco más elevado y recomendable es desde el Magnet by Shibuya 109, aunque tiene un coste de 600 yenes por persona. También lo fotografiamos desde la pasarela que conecta con el metro, que se encuentra elevada y las vistas son también espectaculares.

 

 

Pero el día aún no había terminado. Nos quedaba por disfrutar de una de las experiencias más divertidas y frikis a realizar en Tokio: Qué os parece conducir vuestro propio kart por las calles reales de Tokio???? Pues sí, bienvenidos a MARICARS.

 

 

Antes de viajar a Japón ya teníamos recomendaciones de esta experiencia y nos pusimos en contacto con la web de MARICARS para reservar nuestro tour. Tienen varias opciones y varias rutas. Nosotros optamos por la de 1 hora de recorrido por la zona de Shibuya.

 

Es increíblemente divertido, y os recomendamos hacerlo de noche, ya que las vistas son realmente espectaculares. Conduciréis, divertidamente disfrazados, vuestro propio Kart por los céntricos barrios de Tokio y cruzaréis el famoso cruce de Shibuya en varias ocasiones bajo el asombro y saludos de los turistas que acceden también a él.

 

 

Si estáis intesados en realizar el tour, debéis saber que es necesario disponer del Carnet de Conducir Internacional (nosotros lo teníamos solicitado del viaje por Costa Oeste del verano) pero si no lo tenéis se consigue cogiendo cita en Tráfico, en diez minutos y con una tasa de 10 euros por persona. La validez es de un año. Otra exigencia es llevar calzado cerrado. No os preocupéis por las fotos. El guía os hará un completo reportaje de fotos y videos con un enlace que os entregará al final del recorrido, con lo que centraros en el volante, pisad el acelerador y a disfrutar!

 

A la llegada a la oficina de Maricars nos dieron los disfraces a elegir y comenzó la aventura! Sí, sí, conduciréis disfrazados, lo que lo hace aún más divertido, jeje

 

 

Si queréis contratar el tour, aquí tenéis su web donde podréis ver todas las opciones de recorrido y precios. Os lo recomendamos muchísimo!  https://kart.st/shibuya

 

 

DIA 4: NIKKO ¿O NO NIKKO? Y SHINJUKU

 

Y como no podía salir todo bien en el viaje, el lunes amaneció lloviendo a tope, justo el día que teníamos prevista nuestra visita a NIKKO, uno de los lugares que metimos como extensión desde Tokio (los más recomendables son el MONTE FUJI, KAMAKURA O NIKKO).

 

Al ser un lugar todo al aire libre, la lluvia enturbiaría bastante la visita, además de estar a 2 horas en tren de Tokio, con lo que muy a nuestro pesar, decidimos prescindir de la excursión y dejarlo como primera opción para un JAPON 2. Ya tenemos otro motivo más para volver!

 

Dedicamos el día a pasear (paragua de plástico típico japonés en mano) por la zona de Shibuya y Shinjuku, que tanto nos había gustado. Al medio día paró de llover y disfrutamos a tope de nuestra última tarde en la capital nipona.

 

Aunque no realizamos la visita a NIKKO, teníamos toda la información recopilada, con lo que vamos a compartirla en este post para que os ayude a organizar vuestra excursión, pero tened en cuenta que es información obtenida de terceros, a la que no os podemos dar nuestra humilde opinión ehhh

 

NIKKO:

 

Para llegar hasta NIKKO disfrutaréis del primer famoso Shinkansen de vuestro viaje. Sí, se trata del tren bala que desde UENO os dejará en la estación de Utnunomiya en poco más de 45 minutos. Ahí enlazaréis con otro tren de la línea JR NIKKO LINE, que os dejará en Nikko en otros 45 minutos más. En total con enlaces, calculad unas 2 horas de traslado hasta llegar a Nikko.

 

Para recorrer NIKKO, la mejor opción es haceros con el World Heritage Meguri, un pase con el que podréis utilizar la zona circular que pasa por toda la zona de templos y santuarios. Es válido por un día y su coste es de 500 yenes.

 

Los templos a visitar en Nikko son los siguientes:

  • Toshogu
  • Futarasen- jinja
  • Mausoleo de Tokugawa o Tiyuin- byo
  • Rinno-ji

 

Paradas de bus:

  • Parada Omotesando: para visitar el santuario Toshogu o el templo Rinnoji.
  • Parada Taiyuinbyo-Futarasan-jinja-mae: para visitar el santuario Futarasan o el Taiyuinbyo.

 

Santuario Toshogu: Es una de las principales razones para visitar NIKKO. De gran belleza destaca por sus famosas tallas de madera con muros. Está abierto de 8.00-17.00 y su coste es de 1.300 yenes. Para acceder, la parada de bus es “Omotesando”.

 

Templo Rinnoji: Se encuentra en obras hasta 2021. En él destaca el Mausoleo de Tokugawa y las estatuas de madera lacada en oro del interior del salón Sanbutsudo. Abierto de 8.00-16.00 y con un coste de 550 yenes. Significativo de este templo es la puerta Sakashitamon, inicio de un tramo de escaleras con un bosque a ambos lados. Recomiendan cruzar sus preciosas puertas Niomon, Nitenmon y Karamon.

 

Santuario Futarasan: De acceso gratuíto y horario de 8.00-14.00, se encuentra junto al Toshogu. El  camino que une el santuario Toshogu con Futarasan es precioso, lleno de bosques con árboles milenarios y preciosas lámparas tradionales de piedra, con lo que la recomendación es disfrutarlo a pie. Si se hace en bus, la parada es la de: Futarasan-Taiyuinbyo-jinja-mae.

 

Puente Shinkyo o Yamasugeno-jabashi : Abierto de 8.00-16.00 horas tiene un coste de 300 yenes, aunque recomiendan que no hace falta cruzarlo, sino que puede disfrutarse desde un lado. Para acceder se llega desde el Santuario Futarasan mediante el bus circular bajando en Shinkyo. Si queréis llegar a pie también es accesible, ya que se encuentra a sólo 1 kilómetro de Futarasan. Está considerado como uno de los tres puentes más impresionantes de Japón, con lo que si os acercáis a Nikko, no os lo perdáis.

 

Santuario Taiyuin-byo:  Se trata de un complejo de edificios, almacenes, torres del tambor,… en el que se encuentra una mezcla de distintos estilos de templos budistas y sintoístas. Rodeado de un precioso bosque de cedros japoneses, con lo que podréis imaginar lo espectacular del lugar. Destacan sus pasillos formados por cientos de farolillos donados por los Daimio.

 

Pasear por el Abismo de Kanmangafuchi:  El abismo es una garganta del río Daiya, formada tras la erupción del monte Nantai. Es un sendero junto al río, en medio del bosque, donde lo más espectacular son las 70 estatuas de piedra del Bake Jizo con sus ofrendas y bufandas.

 

Con todo esto comprobaréis que Nikko tiene una pintaza estupenda, y que será la primera visita que hagamos en nuestro próximo viaje a Japón desde la capital.

———————————–

 

Y con esto finalizamos nuestro post de cómo disfrutar de Tokio y alrededores en 4 días. Si queréis incluir la visita al Monte Fuji o Kamakura os recomendamos incluir un par de días más.  Esperamos que os haya resultado interesante y  útil si tenéis pensado visitar la capital japonesa, cosa que, por supuesto, os recomendamos como base de un viaje a Japón.

 

Dejamos la cosmopolita Tokio para visitar otro Japón, totalmente distinto, más tradicional y rural, que contribuye a esa mezcla perfecta y diferente que hace las delicias de cualquier viajero. Os venís con nosotros a los Alpes Japoneses???

 

www.jaimeykristravels.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.