Estrenando Moto: Ruta por Asturias y Cantabria

Con la moto nuevecita y muchas ganas de pasar unos días fuera para estrenarla, decidimos que nuestra primera escapada con la nueva compañera de viaje (nuestra BMW K1200LT) sería la zona norte y más concretamente, la zona de Asturias y Cantabria al Completo.
Como, además de montar en moto, queríamos disfrutar de un viaje de relax  y de una buena ruta tanto paisajística como gastronómica, organizamos un viaje completo en el que visitaríamos las principales zonas de Asturias y Cantabria, comenzando en Oviedo y finalizando en Santander. Sería un viaje de unos 1.500 kms que para estrenarnos no estaría nada  mal.
Hasta llegar al primer destino, el Balneario de las Caldas en Oviedo, tuvimos que viajar durante más de 600 kms, la mayoría de ellos por autopista. La comodidad y respaldo de la K1200LT nos permitieron llegar allí sin cansancio aparente.Cuando decidimos pasar dos o tres días en una zona de Balneario, elegimos éste por su situación y recomendación, pero no pensábamos que nos sorprendería tan gratamente, tanto por el nivel de sus instalaciones (habitación junior suite de más de 40 mts preciosa toda ella), la situación en sí del Balneario, que antes de llegar pensábamos que sería imposible alojar en aquel precioso y escondido lugar un Balneario de tales características, el Edificio completo (tanto la parte antigua elegante y señorial) como la parte nueva donde nos alojamos nosotros (moderna  y de diseño) y luego la zona de baño… En dos palabras: Im-Presionante.  De allí salimos con algo más que la espalda  relajada, ya que el circuíto completo era perfecto para salir de allí con la sensación de relax más extrema que habíamos vivido jamás. Las fotos pueden dar idea de la magnitud del lugar, pero sin llegar a expresar la sensación de paz y armonía y relajación que allí se respiraba.

 

Nuestra llegada a Las Caldas. Aparcando nuestra patera.
Parte de nuestro Super-Dormitorio

 

 La Terraza de la Junior-Suite

 

 Las vistas desde la habitación

El Balneario se dividía en dos zonas. La zona que era el Balneario antiguo, muy elegante y señorial. En esta zona tomábamos los desayunos diarios. 

 

 

 Zona antigua del Balneario (*****)

Baños Antiguos

 Vistas desde el puente que separa y cruza la parte antigua de la nueva del Balneario Las Caldas Villa Termal.

 

La zona nueva del Balneario, donde nos alojamos nosotros tenía un toque totalmente distinto al anterior. Minimalismo y diseño por los cuatro costados.

 

 Escalera del acceso nuevo hotel

 

Sala de espera del Balneario (parte nueva)

 

 

Zona de Recepción de parte nueva de baños.
En cuanto a la zona de piscinas, aquello era algo más que una zona de spa. Se dividía en varias zonas. La cental donde se hacían los espectáculos de agua, la zona de masajes cervicales, de espalda, dorsales, lumbares y de piernas, otra zona exterior con otro cúmulo de masajes varios, la piscina exterior perfecta para hacer unos largos en días de buen tiempo. En la primera planta la zona de sauna, baño turco, duchas de contrastes,… Y luego una zona de relax en la segunda planta con vistas al paraíso.

 

 Zona de baño exterior con masajes de piernas y lumbares

 

 Piscina exterior

 

 Espectáculo nocturno de luz, agua y sonido

 

 Otra escena más

 

 Acceso zona interior-exterior spa
Un espectáculo de luz , agua y sonido nos deleitaba cada noche haciendo especial aquel momento. El pequeño video que realizamos no puede explicar el nivel de espectacularidad del momento, pero puede ayudar.

 

 

Tras pasar tres maravillosos y relajantes días en el Balneario, donde aprovechamos las mañanas para visitar Gijón, Oviedo,… comenzaría nuestra RUTA COMPLETA por la zona de los Picos de Europa que nos dejó un sabor de boca que pide volver en cuando podamos a disfrutar de nuevo de todo aquello que tan cerca, y tan lejano a la vez está de nuestra casa.

 

 ¡¡¡ qué difícil es ir a la playa en moto equipados hasta las orejas !!!
¿Qué hemos aprendido en este primer viaje? Que para hacer un viaje en moto basta con una pequeña mochilita y sobra la mitad de la ropa que llevábamos, ya que únicamente la utilizábamos para subirla a la moto, bajarla en el siguiente hotel, volverla a subir, y ya en casa, meterlo todo en la lavadora. El uniforme es el traje de moto !!!! No volverá a pasar

 

 La Playa de Gijón, tranquila y amplia.

 

La entrada de nuevo al Balneario.

 

 Disfrutando del momento Asturiano y adaptándanos a él.
 ¡¡¡ Otra fabadita !!!!

 

 … Y un par de sidritas más …

 

 

Visita a Potes, Cangas de Onis y Cabrales (lugar del famoso queso)

Del Balneario nos despedimos y nos dirigimos hacia el Parque Natural de los Picos de Europa: más concretamente la zona de Cangas de Onís, Cabrales, Potes,… alojándonos en otro precioso lugar: El Palacio de Rubianes.

 Precioso el Palacio de Rubianes

 

 Habitación acogedora y elegantemente decorada en consonancia con el edificio y el lugar.

 

Uno de los salones de lectura del Palacio

 

Otro de los salones. No tuvimos tiempo de disfrutarlo en su máxima expresión.

 

 Recepción del Palacio

 

 Las escaleras de acceso a las habitaciones, empedradas y decoradas con gusto.

 

 

 La amplia y segura zona de aparcamiento del Palacio. Nuestra moto descansó tanto o más feliz que nosotros allí.

 

 La terracita donde disfrutamos de un Gin-Tonic con vistas a los Picos de Europa. ¿qué mas se puede pedir?

Atravesamos toda la zona abrupta e impresionante de los Picos de Europa en un par de días que pasaron tan rápido que no nos dió tiempo a asimilar tanta belleza.

 

En Cangas de Onís recordamos la plazoleta donde tomamos un par de vinitos, y desde allí partimos al Parque Natural de los Picos de Europa. Concretamente hacia la zona de Cabrales, Potes y el Desfiladero de la Hermida que es la parte (pasaijísticamente hablando) de inigualable belleza de toda la ruta.

 … Sin palabras …

 

 Parte del Desfiladero que recorrimos con la moto.

 

 Fotos reales del trayecto.
Es importante ver el nivel de carreteras que “disfrutamos y sufrimos a la vez
Tambien hicimos Amigos del Terreno durante el viaje !!!!!!
 Parece que la vaquita está interesada en el Intercomunicador …

Una vez visitada toda la zona de Picos de Europa nos disponemos a comenzar la Ruta por la Zona Cántabra, comenzando por Comillas, Santillana del Mar para terminar en Santoña y Santander.

Para esta primera parte de Cantabria elegimos una Posada con Encanto muy agradable.

La zona de Cantabria es mucho menos abrupta que la Asturiana pero tiene un verdor especial que recuerda los paisajes suizos.
 Menos montañas y más prados verdes

 

 

Preciosa panorámica de nuestra moto con la zona Cántabra a sus pies.

 

Una foto de revista, jejejeje.
 Comillas al Fondo ….

 

Al borde del mar….

 

Desde allí llegamos a Santillana del Mar, precioso pueblo medieval, bonito donde los haya, donde cenamos en una tranquila terracita y paseamos por sus empedradas calles que nos transportaron a una vida de hace varios siglos atrás.

 

Desde allí nos dirigimos a la zona de Santoña, donde disfrutamos de  sus Ricas y Sabrosas Anchoas y de aquí a Santander. Para esta zona elegimos otra Posada con Encanto que mostramos y recomendamos gratamente.

 

 Preciosa Junior-Suite que disfrutamos durante un par de días

 

 Zona de relax en nuestra habitación que no nos dió tiempo a disfrutar.
Como hacía buena tarde nos animamos a visitar la localidad de Castro-Urdiales, ya cerca de la frontera Vasca. Precioso pueblo que mostraba,  una elegancia tanto en su trato como hasta en la forma de vestir de sus gentes.
Castro-Urdiales:  Un pueblo costero turístico y con la zona antigua medieval.

 

 El paseo alrededor de la muralla nos permitió disfrutar de Castro-Urdiales en su totalidad.

 

¿Alguna vez habeis visto una barbacaoa de dimensiones similares???????????
La última parte de nuestro precioso viaje fue disfrutar de Santander. De nuevo, una ciudad que nos sorprendió por su construcción señorial, limpieza y tranquilidad que desprendía. Dimos un paseo por el Precioso Palacio de la Magdalena y luego tomamos algo dando un paseo por la amplia y famosa Playa del Sardinero.

 

 

El paseo nos recordó que lo Bueno Pasa Pronto y que teníamos que volver a organizar nuestras mochilas con destino a casita, con ganas de ver a nuestras niñas y volver a organizar nuestra próxima salida, esta vez con ellas, a disfrutar de las Playas de Huelva, más concretamente, de Punta Umbria, donde disfrutamos tambien, de otra manera, pero sí que disfrutamos.
Hasta la próxima !!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.